Bienvenido ABRIL!

(Ellos, los sueños)
«Dales la oportunidad de ser un impulso, de tu extensión, un aliado.

Concedeles la libertad de demandar a su antojo, sin restricciones, de tu más sensata locura.
Porque los sueños, nos pertenecen, identifican y preceden,

somos nosotros y nuestro reflejo frente al espejo,  

en la persecución descubrimos nuevos anhelos y futuros proyectos, gozando siempre, por qué no, de vivir y soñar despiertos».

mis37

Anuncios

Capítulo 2, de un cuento

CH2

Incansable, a buen ritmo, otra jornada se completaba.

La grandeza de su corazón, convertía el cansancio en energía y pasión. Buscaba un rincón con calidez donde detenerse, ensimismado con ánimo vibrante y palpitante, cuando bruscamente del ensueño cayó

-Siempre consigo encontrarte ROMA… –exclamó una voz de repente. –Por qué no avanzas más rápido? Es que no puedes? -añadió con cierta ironía. -Desde aquí apenas se ve la cima que te has propuesto alcanzar… La verdad que siempre dudas cuando comienzas nuevos proyectos, no me extrañaría que abandonaras….Eres consciente de que si no consigues llegar o te lleva más de la cuenta serás el hazmerreír?

-Hola DADIRUGESNI. -replicó ROMA con cierta desgana– Tú siempre tan oportuna y alentadora…y sobre todo apareciendo cuando no eres bienvenida! , dime, hoy no te acompaña AZNEUGREV?

-Claro que me acompaña, siempre me acompaña, pero ya sabes lo tímida que es, estará escondida entre los árboles.

-Para qué habéis venido? 

-Para recordarte que es un largo camino, y que estás a tiempo todavía, si abandonas no habrás perdido tanto y la gente lo entenderá…

-Reconozco que me incomodan y molestan tus comentarios DADIRUGESNI, siempre dudando de mí. Pero no te voy a seguir escuchando, es más, quiero que te marches. Pretendo abordar una aventura, porque así he decidido hacer y para ello voy a concentrar toda mi energía en disfrutarla. 

Roma mantenía su templanza para no distraerse, su objetivo estaba claro.


Continuará

mis37

About/Sobre qué hablamos?

 

A los 37 dio comienzo este viaje. A los 37 comenzó mi verdadera aventura. Compartirla es parte de ella. Compartiendo cobra sentido y todo se transforma. A los 37 ya contaba con miles de horas de vuelo surcadas y decenas de aeropuertos conquistados, ya me reconocía con cientos de experiencias vividas e infinidad de emociones encontradas, cuando este cambio en el rumbo me sorprendió y todo lo aprendido para nada sirvió.

leer más